miércoles, 26 de septiembre de 2012

[A tinta]Descendiendo





Bueno, pues han pasado unos cuentos días entre la última entrada y esta. Tuvieron que ingresar de nuevo a mi padre, una semana, pero ya está de nuevo en casa. La operación que le hicieron a finales de mayo, pues trae a veces sus complicaciones y de entrada nosotros las estamos teniendo. Confiando en que tarde o temprano la situación irá mejorando, sin poder centrarse uno demasiado en muchas cosas.

 


Deja una viñeta que he terminado esta tarde para el cuarto número del fanzine Supeingo!, del cuarto capítulo de mi contribución "El huevo roto". Estuve jugando con cierta perspectiva, y probablemente me he quemado en algún detalle pero no estoy muy descontento con el resultado.

4 comentarios:

Quini dijo...

buena viñeta, mola, en cuanto a tu padre te digo que ojala todo se solucione pronto y podais volver a vuestra vida normal, ojala mejore

Elías Santos dijo...

Muy bien resuelto todo el tema de la perspectiva :)

Yo actualmente también tengo a mi padre malito, hizo un esguince de espalda, de la manera más estúpida, y ahora casi no se puede mover... Ais...

Isaac Sánchez dijo...

Yo la veo bastante bien, a mi me ha gustado y te deseo que tu padre se recupere pronto y por desgracia se lo que es que tu padre este varios días ingresado =S
bueno cuídate y un saludo!

Santiago Bobillo dijo...

Muy chula la viñeta.

Mis mejores deseos para con tu padre.